01 septiembre, 2010

Las máximas de una malcogida I

  • Los hombres que en un casamiento se ponen la corbata en la frente y gritan y llaman la atención la grito de “vení Raquel” o “somos los piratas”, son unos auténticos decadentes. Son los más losers de la fiesta, todavía son vírgenes y no saben dónde queda.(!!) En temas de “polleras” se comen los mocos.


(OJO! También hay que alejarse del que pone cara de que ese tema es malo o dice cosas que no son ciertas, y se hace el que no se siente identificado con ese tipo de canciones, porque ese hombre es completamente infiel y un muy buen mentiroso).

  • Las chicas que no tienen amigas y se llevan muy bien con los chicos, son las típicas putas que te roban el novio y después le van a llorar a ellos diciendo “no me habla más por vos”; quedando ella como la víctima y vos como la hija de puta que cometió el grave error de tener novio y una amiga calienta pija y ser la causante de que ellos dos terminen enredados bajo el edredón de un telo de mala muerte.

  • Si te acostás con hombres (de 24 para abajo) que salen a los boliches con remeras (sin camisa), cuidate!... Son sorpresivos y apenas te des vuelta te van a romper el culo sin previo aviso.

  • Todos los hombres que besan bien, son muy buenos hacedores de cunnilingus. Pero acá tenés que parar la oreja: también saben romper muy bien los corazones, no llamarte, ni siquiera tentarse a hacerlo. Son muy difíciles de olvidar y en este trayecto ellos no engordan, vos sí! Porque le entraste al helado como loca, y hasta te comiste (mientras llorabas) los Kleenex, gordita!

  • Los hombres que no se dejan meter un dedo en el culo (no estoy hablando hipotéticamente, me refiero a introducirle un dedo en el ano LITERALMENTE) no son gays! Basta de esa mentira!!! Pero sí son cagones: no juegan su culo y menos que menos se van a jugar por vos algún día.

  • Los muchachos que se desarrollan muy bien en la cocina y tienen título universitario, son muy ordenados y estructurados: hasta que no le pases el dedo a la última gotita de leche y te la tragues no van a parar. Es a todo o nada.

  • Los hombres aracnofóbicos, son teteros: ante la primer oportunidad en la que tengan que elegir entre un capricho pelotudo de la madre o tu compañía, se van a ir corriendo a los brazos de mami. Nada peor que un mamengo.


 Continuará!

4 comentarios:

Kiú dijo...

Coincido con varias, pero sobre todo con la del dedo literalmente en el orrrto (segundo comment consecutivo que digo la palabra oRRRto... Qué bien suena...)

Lolita y El Profesor dijo...

¡Yupiii! ¡Loli dice que beso muuuuuy bien! :)

El Profesor

Jadee ♥ dijo...

Jajajaa, es cierto, es cierto! por lo menos algunas cosas. Mi novio queda siempre bajo la lupa, ja!

Pablo dijo...

Definitivamente tu blog me encanta, sabelo! Me alegro de ser una persona de tan buenas virtudes y sano según tus preceptos, jajajaja!